domingo, 2 de septiembre de 2012

Palmeras en la nieve

Parecerá que este mes de agosto he estado un tanto alejada de la lectura, ya que no ha habido mucho movimiento por este blog. Lo cierto ha sido que he estado más bien alejada de la red, las vacaciones es lo que tienen, que sirven para desconectar y eso es lo que he intentado hacer, con bastante éxito, por cierto.
Pero la verdad es que leer he leído algo y trataré ahora de ir poníendome al día en los comentarios de esos libros a los que me he dedicado en las vacaciones

Hoy le toca el turno a mi lectura más antigua de este mes, concretamente uno de los grandes éxitos de este verano entre los lectores: Palmeras en la nieve, de la escritora Luz Gabás. La acción se inicia cuando Clarence, una joven profesora universitaria, descubre entre los papeles de la casa familiar una antigua carta en la que se hace referencia a ciertos datos desconocidos para ella sobre los años en que su padre y su tío estuvieron trabajando en la colonia española de la isla de Fernando Poo, en Guinea y de cuyas andanzas ella , como el resto de su familia llevan años escuchando las más variadas anécdotas. Sin embargo parece ser que algún tipo de secreto quedó allí oculto durante todos estos años, por lo que la curiosidad de Clarence la lleva, aconsejada por Julia, vieja amiga de la familia que compartió la experiencia colonial, a viajar al lugar y tratar de descubrir algo más sobre lo ocurrido en el pasado.

El relato retrocede entonces hasta el año 53 cuando los hermanos Jacobo y Kilian viajan desde su pequeño pueblo aragonés de Pasalobino hasta Santa Isabel, en tierras africanas, para unirse a su padre, Antón, que desde hace ya algún tiempo trabaja en la finca Sampaka, dedicada al cultivo del cacao. Las buenas condiciones económicas llavan a los jóvenes, como a tantos otros compatriotas, a abandonar su vida en la triste España de aquella época y a enfrentarse con la exótica vida en la colonia. Allí todo es totalmente diferente al paisaje que acaban de abandonar: la finca es un mundo básicamente de hombres, regido por la jerarquía de los colonos: el gerente, los encargados, el médico, el sacerdote, todos de origen español, que tienen a sus órdenes a los capataces y braceros pertenecientes a distintas razas procedentes de Guinea y Nigeria.

Los dos hermanos son bastante diferentes: mientras que Jacobo, el mayor, es alegre y decidido y disfruta de la experiencia al máximo esperando el momento en que su situación económica le permita volver a España, Kilian ve todo con ojos asombrados; aunque físicamente es fuerte, le cuesta más adaptarse al nuevo entorno y a las costumbres del lugar, sin embargo será el que más profundamente se enamore de África y de sus gentes, le apasionarán sus ritos y se sentirá muy unido a los nativos. En una época en que muchos países africanos comienzan a exigir su independencia de las colonias, los conflictos no tardarán en llegar también a Fernando Poo y los colonos tendrán que abandonar finalmente el lugar, algunos con más nostalgia que otros.

La novela es magnífica y proporciona una visión estupenda de la época y el momento histórico. Las descripciones del pintoresco lugar, el colorido, los sonidos y las gentes de África cobran vida en el relato que nos transmite la exuberancia de la vegetación, la vida en sintonía con la Naturaleza, las tradiciones de los pueblos nativos y el contraste con la modernización que los europeos tratan de llevar allí. Una lectura, en conclusión, muy atractiva y altamente recomendable, basada en experiencias vividas por familiares de la propia escritora que ha volcado en la novela una enorme pasión por el continente negro, reviviendo una época casi olvidada de la historia de nuestro país.

15 comentarios:

  1. La leí hace poco y me gustó mucho. La recomiendo sin duda

    ResponderEliminar
  2. Pues no la he leído, pero con lo que has contado parece interesante. Y novelas de ese lugar no he leído hace mucho....

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me alegro de que en vacaciones hayas podido desconectar y leer tanto, de eso se trata, de disfrutar de los días de descanso. Me ha encantado tu reseña y me han entrado ganas de leer el libro, tomo nota. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  4. Yo lo tengo pendiente. Me apetece mucho encontrarle un hueco porque estoy convencida de que me va a encantar.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Ya había leido alguna reseña de este libro, también buena.
    Gracias
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Muy buena reseña. Y con cada reseña que leo de este libro me apetece mucho más leer este libro, que hasta ahora no he leído ninguna negativa.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo contigo, Inmaculada. Una magnífica novela!!!
    Besos,

    ResponderEliminar
  8. Acabo de empezarlo hoy y, aunque me está gustando mucho y he leído una barbaridad, la manera de escribir de la autora me parece un poco pesada. No sé qué pensaré cuando la acabe, pero de momento creo que le sobran algunas páginas. Ya veré. Me ha encantado tu reseña.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Tienes razón es una novela magnifica. Resaltar sobre todo la excelente ambientación

    ResponderEliminar
  10. A mi me encantó, es de lo mejor que lleo leído este año.

    ResponderEliminar
  11. Lo tengo pendiente de leer pero sobra decir que me apetece muchísimo :)

    ResponderEliminar
  12. A mí también me pareció una novela estupenda: todos los que la hemos leído coincidimos.
    Mi abuela lo leyó también y cada poco me recuerda lo mucho que le gustó; que se acuerda de todos los personajes y escenas de la novela :)

    ResponderEliminar
  13. Veo que la opinión generalizada entre las que la habéis leído es bastante positiva, lo que me alegra.
    Dorothy, no abandones que la cosa mejora según avanza, es cierto que el inicio es lo más lento.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Tiene buena pinta el tema y es verdad que hasta ahora todas las críticas que he leído son muy positivas, así que quizá me anime. Bsos

    ResponderEliminar
  15. Precioso el mes de Agosto para viajar a África. Por lo que cuentas, suena muy interesante...
    Saludos!!

    ResponderEliminar