miércoles, 26 de abril de 2017

Media vida

Care Santos es una maestra dibujando personajes de manera genial, revelándonos su pasado, la evolución personal, las circunstancias que les rodean y cómo se enfrentan a ellas, sus relaciones personales, en fin, que por lo general sus novelas están basadas en vidas que se cruzan en un determinado momento histórico que también nos retrata con toda su realidad. Con los antecedentes de las anteriores novelas leídas de esta autora, me lancé, por la tanto, a la lectura de su última obra, premiada además con el Nadal de este mismo año, con grandes esperanzas que no han resultado defraudadas.

En esta "Media vida" nos encontramos con lo que podría llamarse una historia de mujeres, una novela coral de personajes más que de acción. Las mujeres son cinco amigas a las que conocemos con catorce años, como compañeras en un internado de monjas allá por los años cincuenta unidas del modo que sólo la convivencia continuada en los años de la adolescencia puede generar, una amistad de las que necesariamente han de perdurar en el tiempo, para bien o para mal.

Y nuevamente nos volvemos a encontrar a esas mismas chicas treinta años más tarde, cada una en una situación vital diferente, más o menos satisfechas con lo que han logrado hacer de su vida a lo largo de todos estos años. Las biografías de estas cinco compañeras componen gran parte del argumento del libro. Con la excusa de una reunión para cenar en la que se reencontrarán después de tanto tiempo, vamos repasando, a lo largo de una agitada velada, el devenir de sus vidas desde que se separaron y con ellas recorremos también el progreso de la sociedad española desde el franquismo hasta los años ochenta y la manera en que cada una ha asumido los cambios personales y la evolución de la sociedad, cómo se han adaptado al mundo, lo han conquistado o se han dejado arrastrar por las circunstancias.

La cena del reencuentro transcurre entre remembranzas de su pasado común, en un ambiente que oscila entre la amable añoranza y el sordo resentimiento por las cuentas que quedaron sin saldar, combinando los recuerdos con la realidad del presente, las circunstancias de su vida sentimental, emocional. Estas mujeres hablan de temas íntimos como sólo se hace entre mujeres que se han conocido de niñas, entre amigas de siempre; confiesan la realidad de sus matrimonios, su sexualidad, las expectativas que tenían en su juventud y lo que de ellas ha quedado ahora, la manera en que asumen el paso del tiempo, la madurez, el amor, siempre el amor como gran tema y gran aspiración representado con la boda de Lady Dí, el gran acontecimiento del día que actúa de telón de fondo a toda la acción de la novela. Incluso las que tratan de permanecer discretas, las que aparentan lo que no son, exponen su realidad con sus silencios y su actitud. 

Esta es una novela que se desarrolla como si nos halláramos frente al escenario de un teatro donde cinco personajes se nos muestran en carne y hueso, nos adentramos en sus fortalezas y debilidades y aprendemos sobre el peso del pasado en nuestras vidasla gestión apropiada de los recuerdos y la capacidad de perdonar y olvidar.

jueves, 20 de abril de 2017

The book of unknown americans (El libro de los americanos desconocidos)

Esta de Cristina Henríquez es una novela peculiar, una historia contada por una norteamericana de origen panameño en la que nos presenta el mundo de unos compatriotas suyos, inmigrantes en los Estados Unidos, ciudadanos legales que se enfrentan a los estereotipos y prejuicios que en relación a ellos tienen los americanos medios, luchadores que están bastante lejos de alcanzar su sueño americano, aquel que les trajo a ese país y que tan lejano se les aparece. "The book of unknown americans" nos presenta a una pluralidad de personajes entre los que destacan dos familias: los Toro que llevan ya años residiendo en Delaware, con un hijo universitario y otro en el instituto, y los Rivera, recién llegados al país con la intención de buscar una buena escuela que garantice la recuperación de su única hija adolescente que sufrió daños cerebrales tras un accidente. Junto a los miembros de estas dos familias que protagonizan la trama principal centrada en una tierna e inocente historia de amor adolescente que derivará en drama, se nos van presentando los retratos de un grupo heterogéneo de personajes que nos cuentan su historia personal en primera persona, inmigrantes todos ellos que, desde diversos orígenes y por diversos caminos, han venido a parar al mismo bloque de apartamentos en una ciudad cualquiera de los Estados Unidos como es Delaware donde la población hispana no es especialmente numerosa y donde pretenden vivir, trabajar y sacar adelante a sus familias como el resto de sus conciudadanosCada uno de esos vecinos nos irá relatando su propia experiencia, lo que les llevó a emigrar a los EEUU, las dificultades que encontraron con la adaptación a un nuevo entorno, el miedo a lo desconocido, la incertidumbre, la ilusión de una tierra prometida, los problemas de comunicación, su vida en un nuevo mundo que ahora es legalmente su país, donde son teóricamente iguales a los demás americanos en derechos y deberes, pero tan desconocidos en la práctica.
"Somos los americanos desconocidos, a los que nadie quiere ni tan  siquiera conocer, porque les han dicho que deben temernos y porque tal vez si se tomaran su tiempo para conocernos, podrían descubrir que no somos tan malos, tal vez incluso que nos parecemos mucho a ellos. ¿Y a quién odiarían entonces?"
El libro rezuma nostalgia de lo que dejaron atrás cada uno de ellos: sus países de origen, México, Panamá, Guatemala, las familias, los amigos, los olores y los sabores. Nos van contando historias diversas, de personas de distintos orígenes, con motivos distintos para llegar a América, que se desenvuelven con diferente habilidad y fortuna pero que, así y todo, son vistos por sus conciudadanos como una sola cosa, "gente latina", todos por igual, metidos en un mismo saco de desconfianza y recelo, pero en este libro se nos descubre que existe todo un mundo desconocido dentro de cada uno de ellos, toda una vida a sus espaldas; nos acerca a una realidad que no es única sino plural, donde cada inmigrante es distinto al otro, del mismo modo en que cada ser humano es distinto de los demás y comprobamos lo injusto de etiquetar y clasificar a alguien por su origen geográfico y racial. Una novela, en fin, de oportunidades, de valor y de fracasos. Una historia llena de sentimientos y de retratos humanos inolvidables.

martes, 11 de abril de 2017

Como fuego en el hielo

Tenía ganas de hacerme con la última novela de Luz Gabás después de haber disfrutado en desigual medida de las dos anteriores (más de "Palmeras en la nieve" que de "Regreso a tu piel") con lo que tenía curiosidad por esta última entrega de esta "trilogía emocional" como la ha denominado la propia autora."Como fuego en el hielo" es, fundamentalmente, una novela de amor, pero en este caso se trata de un amor condenado a no triunfar, a ser imposible por las circunstancias que rodean en todo momento a los protagonistas, Attua y Cristela, dos enamorados que vivirán existencias paralelas en el tiempo y el entorno, que se volverán a cruzar varias veces por su proximidad geográfica y personal pero que difícilmente podrán culminar su relación como ambos desearían.

El escenario de la historia se ubica en las inhóspitas cumbres de los Pirineos oscenses, en la pequeña localidad fronteriza de Albort, donde la familia de Attua gestiona unas instalaciones termales que no les dan más que para sobrevivir sin muchas comodidades. El joven sueña con salir de aquella humilde vida, desarrollar su carrera militar en Madrid y compartir con Cristela una vida con más anchos horizontes y más prometedor futuro que el que le ofrece su frío e inhóspito pueblo montañés. Pero las circunstancias le obligarán a hacerse cargo del negocio familiar y a perder a Cristela, lo que le hará perder el sentido a toda su existencia y lo deja sin ilusión por su futuro cuando ella marcha a hacer su vida lejos de él al otro lado de los Pirineos.

Desde aquel apartado lugar entre montañas se siguen a distancia los acontecimientos de la política nacional y también extranjera, pero sólo llegan hasta allí los efectos más negativos de los tiempos revueltos: la pobreza, las hambrunas y los conflictos causados por los enfrentamientos entre carlistas e isabelinos, las amenazas de revolucionarios, bandidos y bandoleros que buscan sacar beneficio en tiempos tan inestables y para quienes los territorios fronterizos como el pueblo de Albort son lugares idóneos para sus incursiones y luchas. La incierta situación política dominante durante el reinado de Isabel II, la conflictiva alternancia en el gobierno entre moderados y progresistas y las revoluciones que se extienden por Europa, son el telón de fondo de una historia de amor desgraciada, intensa, cargada de emoción y desesperanza, pero que nos hace disfrutar con unas maravillosas descripciones de la montaña y su belleza natural y nos acerca a unos personajes muy bien dibujados, con los que conectamos fácilmente y nos hacen pasar unos buenos momentos de lectura que, si bien no puede considerarse una novela memorable, sí que creo que supone un notable cierre para esta trilogía.

miércoles, 5 de abril de 2017

La golondrina negra

Vuelvo con "La golondrina negra" a encontrarme con los personajes que descubrí en la primera novela de la escritora danesa Sissel-Jo Gazan, "Las alas del dinosaurio": el policía investigador Søren Marhauge y su ahora pareja Anna Bella que continúa preparando su doctorado en la facultad de Biología. Nuevamente, como en la novela anterior, el caso en el que nos adentramos ocurre en el entorno de la Universidad. En esta ocasión un afamado investigador del departamento de Inmunología aparece muerto, aparentemente suicidado, tras haberse visto envuelto en un presunto caso de deshonestidad científica mientras estudiaba el supuesto efecto negativo de unas vacunas en Guinea-Bissau, si bien la sospecha del profesor se dirigía hacia que estos efectos podían extrapolarse a todo el sistema mundial de vacunación. A todo esto, Søren no pasa por su mejor momento profesional: ascendido a un cargo superior pero puramente administrativo, echa de menos el meterse en la arena del trabajo policial puro. Además de ello, resulta que su papel de padre postizo de Lily, la hija de Anna le resulta mucho más satisfactorio que su actual actividad profesional al tiempo que teme que su relación sentimental se está yendo a la ruina. Así y todo, el asunto del suicidio le pilla demasiado de cerca al tratarse de la facultad en la que trabaja Anna y, a pesar de presentar su renuncia a su puesto en la policía no puede evitar seguir su instinto investigador y meter las narices en el caso por su cuenta.

Nuevamente me permite esta autora adentrarme a través de una historia de ficción en la forma de vida, costumbres, relaciones familiares y sociales características de los países nórdicos, así como en el entorno del mundo universitario, de investigadores, doctorandos, publicaciones científicas, ambiente en el que no faltan las traiciones, las luchas de poder y las puñaladas por la espalda (que a veces pasan más allá de lo puramente figurado) Es este un interesante entorno humano que no suele aparecer con frecuencia en las novelas y que me han hecho disfrutar de nuevo, tanto en el plano de la investigación criminal como en el del descubrimiento de la geografía humana danesa, que también me ha resultado de interés.

lunes, 27 de marzo de 2017

No me dejes - Ne me quitte pas

Llevaba encadenadas últimamente una serie de lecturas de tinte más bien dramático, llenas de sufrimiento y oscuros argumentos, con lo que me apetecía hacer una pausa y entretenerme con algo de carácter más ligero, con una lectura "desintoxicante" que me sirviera de balón de oxígeno antes de introducirme en nuevas historias intensas y tal vez más truculentas. Pero creo que me he pasado de frenada con este "No me dejes (Ne me quitte pas)" de Màxim Huerta, un autor del que ya he leído varias novelas y que sabía que me iba a proporcionar unos momentos de lectura relajada y optimista, pero confieso que esta es la más edulcorada y naif de las novelas que he leído en los últimos tiempos. Pero eso es casi lo que iba buscando cuando recurrí a este autor, así que me merezco lo que me he encontrado ¿o no?

La novela se basa en las historias de tres mujeres españolas emigradas en París, una joven recién llegada cargada de problemas sentimentales y otras dos mujeres bastante mayores que ya han hecho su vida en aquella ciudad en la que llevan residiendo muchos años. El punto de encuentro es una encantadora floristería regentada por un parisino maduro y galante. La historia gira en torno a los personajes que van contando sus historias románticas, sus vidas en París, que muchas veces dicen o cuentan cosas que pueden resultar bobas, ridículas, absurdas o bonitas, tiernas y emotivas, según como te pille el humor a la hora de tomar la lectura. Lo cierto es que el libro está plagado de  imágenes preciosas y evocadoras de un París idílico, de tienditas encantadoras, patios cuajados de rosales... todo es de color de rosa, empezando por el  principal escenario de la historia, una pequeña floristería con un propietario que arrastra una triste historia de amor perdido en su juventud, una señora solitaria, una joven perdida, personajes con gran carga de tristeza pero fundamentalmente positivos, impregnados del estilo del autor que nos propone una filosofía fácil, de andar por casa, según la cual todos tenemos la felicidad al alcance de la mano, lo que nos prueba con frases del tipo: "Todas las veces que quieras ser feliz solo tienes que serlo. No esperes. Sé." ¡Hala, ya está! Si no eres feliz es porque no lo has intentado con fuerza.

El estilo resulta en ocasiones empalagoso, con esas frases profundas llenas de ideas de felicidad "prêt-à-porter", pero lo cierto es que no resulta complicado engancharse al mundo que nos presenta en el que el narrador aparece con frecuencia hablando directamente con los personajes, en ocasiones dirigiéndose al lector, lo que provoca una gran cercanía con la historia que estamos leyendo, nos parece formar parte de ese grupo de personas que nos muestra la novela, las vemos como amigos o parte de la familia y al narrador como a una persona cercana que no sólo nos presenta sus historias sino que nos involucra en ellas. Lo cierto es que con esta lectura he logrado lo que buscaba: adentrarme en una historia sin complicaciones, sin dramas más allá de las penas de amor y contada correctamente, tal vez demasiado edulcorada, adornada con almíbar y poesía a partes iguales,  colmada con abundancia de citas literarias, letras de canciones de amor... en fin, una novela que ofrece lo que se espera de ella, aunque no sea recomendable para lectores con problemas diabéticos o reacios al romanticismo radical.

martes, 21 de marzo de 2017

El invierno más largo

"El invierno más largo", novela de Cecilia Ekback, nos traslada a las más agrestes tierras de la Laponia sueca, el extremo norte del mundo habitado donde esforzados colonos enviados por el rey sueco tratan de sacar algún fruto de aquellas tierras donde las condiciones de vida son extremas. Estamos en el año 1717 y la familia de Maija, la protagonista de la novela, acaba de llegar desde Finlandia tratando de cambiar el trabajo junto al mar por una nueva forma de vida. Al poco de instalarse, las hijas de la familia encuentran en el bosque el cadáver de un vecino aparentemente atacado por un oso o alguna otra fiera semejante, sin embargo Maija entiende que esas heridas no han sido causadas sino por una mano humana y comienza a indagar por su cuenta deseando conocer la verdad de lo ocurrido. Maija descubre pronto que los habitantes de la zona, afectados por su obligado aislamiento de los demás, no son especialmente amigables, más bien es gente de pocas palabras, centrados en sus propios problemas, sometidos al control del sacerdote a cargo de la región que, bajo órdenes directas del rey y el obispo, ejerce más de agente censal y juez, así como de garante del acatamiento de los principios religiosos, más que ocuparse de ofrecer un auténtico apoyo espiritual a sus feligreses.

La comunidad de aquel remoto lugar se agrupa en torno a la montaña Blackåsen, centro geográfico y mítico de la región, lugar cargado de supersticiones, presencias maléficas y recuerdos de antiguos ritos sobre los que no se habla pero que sobrevuelan la vida y las relaciones de los vecinos que no siempre tienen claro si deben temer más a lo esotérico o a los propios hombres, a las fuerzas desconocidas o a sus convecinos. 

El estilo de la narración posee un estilo calmado e inquietante, avanza lenta y silenciosa como contagiada por el carácter del paisaje nevado que nos rodea, un mundo de silencio y secretos, comparte elementos del carácter cerrado de los habitantes de la zona: es parco en explicaciones, se explaya en las descripciones de la magnífica y salvaje naturaleza pero no nos proporciona demasiada información directa sobre el origen de los vecinos, sus relaciones o enfrentamientos pasados. Nos adentramos de ese modo en una comunidad donde abundan los silencios y los sobreentendidos entre unos personajes a los que vamos descubriendo lentamente, tal y como le ocurre a Maija y a su familia a los que les cuesta adaptarse a su nueva comunidad, que desconocen los lazos que les unen y los enfrentamientos que les separan. La novela cuenta con elementos extraordinarios y esotéricos que, sin llegar a conformar una historia de género fantástico, le dan un punto de cierto misterio, donde lo real y lo mágico conviven con absoluta normalidad y conforman una novela llena de sensibilidad y carácter, donde la naturaleza humana muestra sus diversas caras de manera muy intensa.

miércoles, 15 de marzo de 2017

La escritora

Soledad Montero es "La escritora" que da título a esta novela de Carmen Conde (Veiga); se trata de una famosa autora que debe su éxito a una abundante producción de novelas truculentas y de dudosa calidad literaria, pero que se venden como churros, y para cuya escritura recurre a varios"negros" literarios, escritores anónimos de cara al lector que aportan la capacidad creativa de la que carece la novelista que las firma, que parece haber agotado su anterior inspiración. Cuando Soledad parece macabramente asesinada en la casa de vacaciones de su editor, de un modo que parece sacado de una de sus propias novelas, la joven Lucrecia Vázquez, una huraña y talentosa escritora a sueldo de la editorial que iba a ser la encargada de escribir la próxima novela de la asesinada, se verá envuelta en una trama de auténtica pesadilla. Lucrecia es un personaje absolutamente peculiar: al margen de ser una escritora prolífica y capaz, con un triste pasado familiar, sufre síndrome de Tourette, lo que la convierte en un espectáculo de tics espasmódicos incontrolables y lenguaje soez, lo que hace que sea poco más que un bicho raro a los ojos de los demás. Al cargo de la investigación del asesinato estará el sargento Gerard Castillo, eficiente aunque algo conflictivo, acompañado de su subalterno, Pau Sierra, más voluntarioso que eficaz. Ambos deberán dilucidar si Lucrecia forma parte de la trama asesina que se inicia o es otra de sus futuras víctimas.

Aparecen, además, otro par de personajes como son Ramón Aparicio, editor sin escrúpulos que pretende aprovechar la muerte de su escritora estrella para vender una exitosa novela supuestamente póstuma, y Alejandro Paz, autor súper ventas de libros de auto ayuda y pseudofilosofía, único amigo de Lucrecia. Ambos son personajes bastante estereotipados y que reflejan lo peor del mundo de la creación, la edición y la venta de libros. Pronto se desvelará que Soledad no era ningún dechado virtudes y que contaba con numerosos enemigos cargados de razones para querer acabar con su vida.

El argumento de la novela está plagado de elementos metaliterarios, es una de esos libros que hablan sobre libros, además de adentrarse con fiereza en el mundo editorial, presentándolo con una crudeza inusitada, como un mero servidor de un mercado ávido de producto al que hay que proveer de material abundante aunque sea de escasa o nula calidad. También se presenta una imagen poco agradecida del mundo de la prensa en su faceta de cazadores de escándalos que se mueren por aprovechar la jugosa noticia que supone el asesinato de un personaje popular.

La novela está plagada de truculentos asesinatos, escenas bastante gores, muchos muertos de manera cruel y bastante acción bien dosificada. Claramente no es una novela amable, todo lo contrario, pero con su ritmo ágil, la trama que engancha desde el principio, con sus elementos efectistas y su argumento de emoción creciente y unos protagonistas con los que es fácil empatizar, supone una lectura que se disfruta a pesar de los elementos siniestros.