miércoles, 25 de agosto de 2010

Dime quién soy.

Sé que no es muy correcto comentar uno de los libros de más éxito de este verano y decir que no me ha gustado pero, por más vueltas que le doy, es que no me ha terminado de convencer “Dime quién soy” de Julia Navarro. Podemos matizar un poco: hay cosas que sí me han gustado, y mucho, pero otras que me chirriaban desde el principio y que me lastraban la lectura a lo largo de las más de mil páginas de la novela.

Empezamos por lo que no me ha gustado y así terminaremos con buen sabor de boca. No me convence nada el recurso narrativo de ir descubriendo la historia de la protagonista a través de un narrador externo, un bisnieto, periodista en paro que insiste en que su precaria situación laboral se debe a que se niega a someterse al poder, que se dedica a recorrer incansablemente el mundo, de Londres a Roma, de Barcelona a Méjico y vuelta a Londres y vuelta a Barcelona, y así toda la novela, supuestamente subvencionado, en principio por una tía rica que tiene el capricho de saber qué fue de su abuela y, posteriormente, por unas “misteriosas” ancianas que tampoco reparan en gastos para que el joven reconstruya la historia, culminando esta en una supuesta sorpresa sobre la identidad de una de ellas, que, al menos para mí, era clara y evidente desde la primera página en la que aparece. Además, sus fuentes de información son casi siempre ancianos nonagenarios que convivieron con la protagonista, Amelia, y que , sorprendentemente, conservan una prodigiosa memoria capaz de reconstruir en detalle los hechos de la historia. Sin olvidar el tostón de madre del sufrido periodista que, cada vez que aparece en escena, le repite incansable el sermón sobre que debe encontrar un trabajo estable.

Pero, como también he dicho, la novela tiene una parte buena y es, precisamente el meollo de la narración, la historia que se cuenta, la de Amelia, una joven burguesa madrileña que abandona muy joven a su marido y a su pequeño hijo y recorre la Europa del siglo XX participando en sus principales hechos históricos: la Guerra Civil española, la II guerra mundial, la guerra fría, el Berlín dividido. Las peripecias de la protagonista se cuentan de manera amena, entretenida, con personajes interesantes, el verdadero núcleo de la novela es realmente digna de ser un best-seller veraniego ya que contiene todos los elementos de Historia, aventura, romance y acción, aunque, eso sí, para mi gusto la autora de haberse limitado a contar esa historia, sería suficientemente atractiva y nos habríamos ahorrado un par de cientos de páginas innecesarias.

1 comentario:

  1. Esta muy bien, MAMA. Me encanta las cosas de fieltro:)

    ResponderEliminar