viernes, 21 de enero de 2022

Cluny Brown

El Londres de entreguerras es el escenario en el que se inicia esta novela de la británica Margery Sharp protagonizada por "Cluny Brown", una joven huérfana muy alegre, algo inconsciente, curiosa y bastante extravagante en opinión de su tio Arn a cuyo cargo vive, éste es un sensato fontanero, hombre serio y prudente, que se encuentra desconcertado por las inquietudes vitales de su sobrina que no parece saber cuál debe ser su lugar en la sociedad. "Quiero que pase algo. Quiero que siempre estén pasando cosas…"  Preocupado por su futuro decide buscarle colocación como doncella en una buena casa para que pueda así ganarse la vida de manera honrada, como corresponde una joven de su clase.

De este modo Cluny llega a Friars Carmel. Ella, que está dispuesta a abrirse al gran mundo y aceptar con los brazos abiertos las novedades que los nuevos tiempos traen consigo, descubre en el campo una familia que vive anclada en los días anteriores a la Gran Guerra, una casa donde el tiempo quedó detenido en la época en que disponían de un amplio servicio doméstico, la señora se dedicaba al jardín y a la decoración floral y el señor a las salidas de caza y a los caballos. Lo cierto es que en la actualidad ni los fondos ni las energías de la familia venida a menos sostienen ya tales costumbres. Mientras ejerce su nuevo empleo, Cluny tratar de dilucidar las grandes cuestiones que la persiguen: quién se cree ella que es y cuál es el lugar que le corresponde ocupar en el mundo. En esa búsqueda de su propia identidad la acompañaremos en su estancia junto a los Carmel, disfrutando del sutil humor con el que se retrata la famosa flema británica y la ligereza con la que las clases acomodadas se toman las cosas importantes y los problemas que se les presentan.

Una curiosidad que he descubierto al hilo de está lectura es que la Sharp es conocida fundamentalmente por ser la autora de una serie de libros infantiles protagonizados por la ratita Miss Bianca, cuya primera entrega fue "Los rescatadores" llevada al cine con gran éxito por la casa Disney. 

sábado, 15 de enero de 2022

Aquitania

La autora Eva García Sáenz de Urturi es ya una vieja conocida para muchos lectores a los que nos ha proporcionado con anterioridad bastantes buenos ratos gracias a su popularísima Trilogía de la Ciudad Blanca. Por eso resultó una sorpresa muy agradable el descubrir su nombre como el de la finalista del último Premio Planeta con esta novela "Aquitania" en la que cambia de registro y abandona el género policíaco para sumergirnos en el relato histórico de la mano de un personaje fascinante que vivió en el siglo XII. Son muchas las novelas que se han escrito sobre Leonor de Aquitania, reina niña y madre de reyes que en esta ocasión se nos presenta bajo su nombre original, Eleanor, y nos cuenta en primera persona sus primeros años de infancia y juventud.

Eleanor es la heredera del duque de Aquitania, el territorio más extenso y rico de Francia, que planea casarse con el hijo de su mayor enemigo, el rey de los francos, el Capeto del que los aquitanos son súbditos a pesar de superarlos en muchos aspectos, desde el fomento del arte y la cultura a la extensión de su territorio y, sobre todo, en riquezas. Su objetivo es ampliar su poder y gestar un heredero de sangre aquitana para el trono de Francia. El otro asunto que centrará sus energías y le llegará a obsesionar será descubrir al culpable de la misteriosa muerte de su amado padre mientras peregrinaba a Santiago de Compostela. Con sólo trece años, Eleanor ha sido adecuadamente educada y formada para competir en este complejo mundo de conjuras, traiciones y movimientos estratégicos en los que ella será la pieza más cotizada en la peligrosa partida que se juega entre Burdeos y la Ile de la Cité de París.

La lectura de esta novela es muy ágil, intensa y entretenida, cargada de información histórica perfectamente imbricada con la acción, con unos personajes muy bien dibujados que tuvieron unas vidas cargadas de peligros, emociones, aventuras y conflictos. Y todos estos elementos se encuentran muy bien reflejados en esta ficción histórica del más alto nivel.

sábado, 8 de enero de 2022

L'amica geniale (La amiga estupenda)

Con frecuencia me he lamentado por aquí de los muchos libros que nunca llegaré a leer y que se van quedando atrás, arrinconados por la marea de las novedades editoriales que nos tientan constantemente a entregarnos a lo más nuevo y dejar de lado lo que ya no está en el candelero. Pero nuevamente he logrado superar esa corriente imperiosa y he rescatado para mi deleite una novela que ya lleva algunos años publicada, aunque también es cierto que se ha convertido en un auténtico long-seller, con lo que nunca ha dejado de circular entre los lectores: se trata de "L'amica geniale", primera entrega de la saga de las dos amigas escrita por la misteriosa autora italiana sin rostro Elena Ferrante.

En el marco de un humilde barrio del extrarradio de Nápoles, durante los años cincuenta del pasado siglo, se fragua relación de amistad entre dos niñas: Lila Cerullo, niña seria, tozuda y sumamente inteligente, en lucha constante contra todo y contra todos: su familia, los chicos del barrio, las normas y los límites que le impone el mundo por ser mujer y pobre; pequeña de tamaño, pero con enorme fuerza de voluntad por alcanzar sus objetivos en la vida. Y por otra parte, la narradora de la historia: Elena Greco, Lenuccia o Lenù, niña sensible, estudiosa y tranquila, arrastrada por la fuerza y el carácter dominante de Lila con la que comparte sueños en los que el estudio y la escritura de una novela de éxito les permitirá salir de su barrio y de la pobreza. Hay mucho de dependencia y admiración por parte de Elena hacia Lila, pero también cariño verdadero y amistad a prueba de todo. Aunque tampoco faltan en su relación buenas dosis de competitividad por ser mejor estudiante que la otra, sacar mejores calificaciones o, más adelante, por gustar a los chicos, aunque esto será algo que sólo preocupe a Elena ya que Lila no piensa casarse nunca. Sin embargo también es cierto que Lila haría cualquier cosa para defender a su amiga de cualquier peligro que venga de fuera de su propia relación y Elena no se ve capaz de enfrentarse al mundo si no es en compañía de Lila y ayudada de su fuerza.

Elena nos irá relatando el paso de los años en el barrio, siempre centrada en el personaje de Lila, porque a pesar de ser una chica sensata, formal y estudiosa, Elena es tremendamente insegura, tal vez porque nunca cuenta con la aprobación de su madre que no entiende sus deseos de dedicarse a los estudios en lugar de trabajar para ayudar en la casa. Por eso siempre trata de ser aceptada por la amiga, sus decisiones se fundamenta lo que Lila pensará o cómo reaccionará, toda la historia gira en torno a la amiga. Según avancen los años y Elena vaya progresando en sus estudios, sus intereses se alejarán cada vez más del barrio que se irá quedando estrecho para las crecientes ambiciones de las niñas, aunque la realidad se acabe imponiendo a aquello que soñaron.

El libro refleja la dureza de la sociedad del sur de Italia en aquellos años cincuenta, tiempos de pobreza en los que el entorno de la infancia es un mundo lleno de dificultades, de escasez y violencia, pero eso son aspectos que las niñas apenas aprecian ya que no conocen nada más allá de los límites de su barrio. Observan el mundo de los adultos, sus enfrentamientos y disputas, sin entenderlo apenas. Sólo al ir creciendo, al dejar atrás su infancia y atravesar la adolescencia se verán inmersas ellas mismas en esa lucha de poderes que les obliga a tomar parte de un bando u otro, a tomar decisiones o aceptar las circunstancias que las llevarán a la madurez, persiguiendo sus sueños y decidiendo su propio futuro o sucumbiendo a la realidad del barrio donde han nacido.

Y como resultado del éxito sostenido en el tiempo de los libros que forman esta saga, tal y como viene siendo habitual en los últimos años cada vez que una obra literaria conquista al publico, ya tenemos la posibilidad de disfrutar en imágenes de la historia de Lila y Elena en formato de serie televisiva, de ahí la sobrecubierta del ejemplar que me traje de mi último viaje a Florencia, en el que una imagen de la serie, para mi gusto mucho más bonita y significativa, cubría la portada original. Y sí, antes de que me pregunten confirmo que ya me he puesto también con la serie y la recomiendo encarecidamente. Lo que no sé todavía es si seguiré con el resto de libros de la serie, aunque hay bastantes probabilidades de que en algún momento me reenganche a la historia de Lila y Elena, en papel o en la pantalla, cualquier cualquier opción es posible.

viernes, 31 de diciembre de 2021

Te dejé ir


El punto de partida de "Te dejé marchar", la nueva novela de Clare Mackintosh que ya nos sorprendió anteriormente con "Te estoy viendo", es una impactante escena en la que asistístimos al atropello del niño Jacob Jordan cuando regresaba del colegio en compañía de su madre. A partir de ahí el argumento se bifurca en dos relatos: de una parte seguimos a Jenna Grey que abandona Bristol tratando de alejarse del drama vivido y se instala en un remoto pueblo en la costa de Gales donde trata de superar el dramático suceso que la persigue a diario en sus pesadillas y allí, lejos de todo, busca iniciar una nueva vida sin conexión alguna con la anterior. De otra parte seguimos a Ray Stevens, detective inspector a cargo de la investigación del atropello de Jacob junto con la joven agente Kate Evans. Ambos se resisten a abandonar la investigación del atropello a pesar de no contar con ninguna prueba válida válida que les dirija hacía el causante de la muerte del pequeño Jacob. Tampoco ayuda que la madre del niño esté en paradero desconocido y no quiera colaborar con la policía, lo que acrecienta las críticas de la opinión pública sobre la inoperancia de los agentes.

Esta es una de esas novelas policíacas que tanto disfruto ya que, a pesar de que todo gira necesariamente alrededor de la investigación de un caso, el argumento se centra fundamentalmente en la vida personal y las relaciones entre los policías, los asuntos familiares de los diversos personajes y en este caso en concreto, en la manera en la que Jenna trata de lidiar con la culpa y reconstruir su vida, cómo se esfuerza por adaptarse a la cerrada comunidad en la que se ha instalado a vivir sin desvelar el doloroso pasado del que trata de escapar. Todo avanza a un ritmo bien medido hasta que la trama da un giro inesperado y las cosas dejan de ser lo que parecían. Se agradece siempre en una novela de suspense que el autor nos regale este tipo de sorpresas que provocan un cambio de perspectiva, que vuelve del revés lo que creíamos que era el camino recto que iba de la investigación a la resolución del caso. A partir de ese momento, nos introducimos en una escalofriante historia de amor tóxico, abusos en el matrimonio, miedo e indefensión, que nos lleva a dudar de lo que creíamos hasta ese momento, a ver a los personajes con otros ojos y a plantearnos si el culpable de un crimen es o no el malo de la novela.

La lectura resulta en todo momento entretenida, el ritmo narrativo es ágil y nos mantiene interesados por las dos historias que nos cuenta: tanto la de los investigadores de la policías y sus relaciones personales como la de Jenna y su huída desesperada. El resultado es una lectura que nos mantiene en vilo de principio a fin y nos permite al mismo tiempo reflexionar sobre multitud de asuntos en torno a las relaciones personales y sentimentales. 

viernes, 24 de diciembre de 2021

Pompeya

La historiadora británica Mary Beard es una de las grandes figuras internacionales en el ámbito de la divulgación histórica sobre las grandes culturas de la Antigüedad, fundamentalmente Grecia y Roma. Su estilo a la hora de acercarnos a estas épocas tan alejadas en el tiempo pero que tanto han marcado la cultura occidental, es sencillo, fácilmente asumible por el lector medio sin conocimientos avanzados sobre el tema, lo que no quita para que el acercamiento a los asuntos tratados sea a la vez enormemente profundo, con análisis basados en datos probados y también planteando muchas dudas e hipótesis sobre aquello que no ha llegado a probarse y no son más que suposiciones o conjeturas. Porque lo cierto es que, a pesar de lo mucho que se ha escrito sobre el tema, todavía no lo sabemos todo acerca de la antigua Roma. Muchas de las cosas que se asumen como verdaderas no son más que leyendas o directamente falsedades que han pasado como verdades de siglo en siglo y la autora se esfuerza por distinguir con esta obra "Pompeya" la realidad de lo que pudo haber sido pero no tenemos certeza de que lo fuera. Procura de esta manera acercar al gran público el mundo de la Antigua Roma tratando de interpretarlo, no desde la perspectiva actual, sino entendiendo la manera de pensar y actuar de los ciudadanos romanos, desvelando hechos desconocidos y tirando por tierra muchos mitos, errores sostenidos en el tiempo muchas veces debido a esa mala costumbre de mirar al pasado con los ojos de nuestro tiempo.

En este caso nos adentramos en la mítica ciudad de Pompeya, arrasada por el volcan Vesubio en el año 79 d. C. Ni siquiera es clara la fecha exacta del suceso y a partir de ahí iremos desmontando tantas cosas que creíamos saber y tantas otras que no fueron en realidad como nos enseñaron. Para empezar, los pompeyanos no fueron ciudadanos romanos de pleno derecho hasta el año 80 a.C. en que, tras las llamadas Guerras Sociales, fueron convertidos en colonia de Roma e integrados así en su creciente estado. El pueblo asumió muchos elementos de Roma como sus leyes, dioses u organización urbana pero también conservaron sus raices hoscas, sus creencias antiguas e incluso parte de su lengua original. Así y todo, es cierto que Pompeya ha pasado a la Historia como un modelo perfecto de la ciudad romana en esencia gracias a que, presuntamente, fue conservada intacta tal y como se encontraba en el momento en que el volcán la cubrió con sus cenizas y así ha llegado hasta nosotros. Pero esto tampoco es cierto, ya que los primeros descubridores del siglo XVIII, los saqueadores o los bombardeos de la II Guerra Mundial entre otros elementos, alteraron o destrozaron muchos de los restos, eliminaron materiales o provocaron el serio deterioro de otros. Sólo en los años más recientes los restos que han llegado hasta nuestros días han podido ser estudiados por los arqueólogos e historiadores con métodos científicos y fiables.

En esta obra descubriremos con la ayuda de la autora cómo eran las casas pompeyanas, las de los ricos y también las más humildes, cómo estaba organizada la ciudad, cómo eran las calles y las plazas, a qué se dedicaban sus ciudadanos, los trabajos que desempeñaban y en qué ocupaban el tiempo libre, cómo eran sus prácticas religiosa, sus hábitos de higiene, sus tabernas o prostíbulos. A través de los restos de las edificaciones, de las pinturas decorativas pero también de las pintadas publicitarias o los grafittis de los muros podremos reconstruir y tratar de comprender la vida cotidiana de una ciudad romana de hace más de dos mil años. ¡Eso sí que es todo un viaje!

sábado, 18 de diciembre de 2021

La vida secreta de Úrsula Bas

La famosa escritora Úrsula B. ha desparecido. El inspector Santi Abad y la flamante subinspectora Ana Barroso se ponen al frente de la investigación. Ya conocimos a los dos detectives en la anterior novela de Arantza Portabales, "Belleza Roja", pero no es preciso haber pasado por aquella lectura para seguir con soltura el argumento de esta, a pesar de las numerosas alusiones que se hacen a su pasado en común y a los sucesos que acompañaron a aquel otro caso. "La vida secreta de Úrsula Bas" nos engancha desde las primeras paginas por su buen ritmo, unos personajes que resultan creíbles, una trama de amores y engaños y un caso a investigar que cuenta con el añadido de descubrirnos el día a día de una escritora de éxito.

Abad ha vuelto al trabajo tras un año y medio de baja; el mismo tiempo que hace que dejó su relación con Ana. El caso de Úrsula B. les reúne de nuevo como pareja pero por ahora sólo a nivel laboral. Se añade a la plantilla de la policía de Santiago la figura de un nuevo comisario, Alex Veiga, mucho más implicado en las investigaciones que su predecesor en el cargo y que también conectará más a nivel personal con los detectives. Al tiempo que Abad y Barroso trabajan juntos para descubrir el paradero de la escritora desaparecida, deberá determinar qué rumbo debe tomar su relación, si lo que hubo entre ellos aún puede volver a funcionar o si deben tomar cada uno caminos separados

En cuanto a lo que respecta directamente al caso, conocemos desde el principio que Úrsula está encerrada en un sótano. La ha secuestrado un tal Nico, un hombre con el que ha estando manteniendo una relación secreta durante meses a espaldas su marido. La suya ha sido una relación peligrosa: el hombre lo sabe todo sobre ella, al principio era excitante el ver cómo estaba pendiente de ella a todas horas, cómo controlaba todos sus movimientos, pero el asunto acaba por írsele de las manos. Nico controla su teléfono y su ordenador, conoce sus planes, lo que hace y casi lo que piensa, se anticipa a sus deseos y termina por dominar su día a día. Y esta no es la primera vez que Nico mantiene una relación de dominio con una mujer; hubo anteriormente otra y no acabó bien.

La novela es totalmente vertiginosa de principio a fin, alternando con soltura los aspectos del caso con la complicada relación entre Abad y Barroso. La acción se sitúa, como en la anterior novela, en Santiago de Compostela, con una ambientación muy bien lograda, creíble y totalmente actual dando como resultado una gran novela de género negro policial en el que los autores gallegos están ofreciéndonos excelentes títulos en los últimos tiempos.

sábado, 11 de diciembre de 2021

En piel ajena

"En piel ajena" es la segunda entrega de la serie de Tana French protagonizada por los miembros del equipo de investigación de la policía irlandesa, habitualmente conocida como la Garda. En esta ocasión, la protagonista es Cassie Maddox, agente a la que que ya conocimos en la anterior novela "El silencio del bosque", aunque ahora que han pasado varios meses ya no trabaja con su antiguo compañero, Ryan, y además mantiene una incipiente relación sentimental con otro miembro del equipo. Cassie se enfrenta a un caso harto peculiar que se inicia cuando se descubre el cadáver de una joven asesinada que se hacia llamar Lexie Madison. La cuestión es que ese era el nombre de una personalidad ficticia creada hace algunos años por Frank Mackey, el que era el jefe de Cassie cuando trabajaba en el departamento de Operaciones Secretas, con el fin de que esta se infiltrara en una red de criminales. Pero la joven asesinada no sólo había tomado prestado el falso nombre de Cassie; lo cierto es que también se parecía a la detective de una manera asombrosa. Maddox se encuentra así ante una suerte de espejo que le muestra enfrente a una chica prácticamente idéntica a ella que ha usurpado una personalidad que durante algunos meses fue la suya misma. Aunque en estos momentos Cassie trabaja en el departamento de Violencia Doméstica, Frank la convencerá para que abandone ese destino rutinario y seguro y retome su puesto como detective de Homicidios para ocuparse de este caso en el que la policía ocultará la muerte de Lexie y harán que Cassie retome ese personaje y entre a ocupar el puesto de la víctima en su entorno habitual para tratar de descubrir quién la mató. Para ello tendrá que descubrir a la mujer que se ocultaba tras la falsa personalidad de Lexie Madison en una doble suplantación de personalidad donde Cassie se hace pasar por una Lexie que era a su vez una impostora. 

En esta investigación, Cassie tabajará a las órdenes de su actual pareja, Sam O'Neill, jefe de la brigada de Homicidios y poco convencido de la idea de exponer a Cassie a los probables riesgos que suponen suplantar a una persona que ha sido asesinada no se sabe por quién ni porqué. Aunque lo cierto es que los principales sospechosos, los compañeros con los que Lexie compartía casa, no parecen, a priori, muy peligrosos ya que se trata de cuatro jóvenes universitarios que han convertido a su reducido grupo de amigos en una suerte de familia alternativa y prácticamente las únicas personas con las que se relacionan.  

El ambiente de la novela es auténticamente irlandés, con su paisaje rural y la vida de un pequeño pueblo bastante cerrado, donde se encuentra el viejo caserón que comparte Lexie con su particular grupo de excéntricos amigos. Estaremos tan entretenidos observando cómo Cassie se infiltra en la vida de Lexie y conociendo a sus peculiares amigos, que a veces nos pasa (y creo que también le ocurre a Cassie) que se nos olvida que para lo que ella está allí es para investigar un asesinato. Esta es una de esas novelas en las que el caso policial no es más que una excusa para retratar a un conjunto de personajes con unas vidas interesantes y diferentes y para indagar en las relaciones personales que se establecen entre ellos. Esa es la esencia de todas las buenas novelas.